Disturbios en la marcha por la muerte de Allende

La policía reprimió ayer con gases lacrimógenos y chorros de agua a un centenar de infiltrados que levantaron barricadas y prendieron fuego carteles durante una marcha de familiares de las más de tres mil víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet, iniciada tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 contra el gobierno Salvador Allende. El centenar de encapuchados se aprovechó de que decenas de familiares se encontraban en un homenaje a los pies del Memorial. El jefe de Seguridad de la Región Metropolitana, Gonzalo Díaz del Río, condenó los hechos de violencia, entre ellos saqueos y destrucción de inmuebles, y lamentó que una actividad ciudadana sea empañada por violencia.

5 Comentarios en Disturbios en la marcha por la muerte de Allende

  1. Gonza dijo:

    Que cobardía, todas las muertes desencadenadas por bajar a un gobierno independiente de las clases dominantes. No puedo creer que aún hoy haya voces que justifiquen la violación de los principios políticos del pueblo, que digan que no fue una dictadura, cuando después critican a los cubanos por ser una dinastía, qué tal tener senadores vitalicios que nunca fueron votados? Sin contar el hambre, la humillación constante a nuestros valores como latinoamericanos, y lo peor de todo, la desarticulación de nuestra sociedad que hace más dificil volver a salir adelante y llevamos años, años luchando. Pero hay que seguir! Siempre por el camino democrático del pueblo. Aguante Allende y Chile!

  2. Ninguno de esos vagos inutiles trabaja. Son siempre la misma lacra seguidora de su idolo cobarde Salvador Allende. En vez de progresar con el pais se la pasan hablando de ese Allende como los argentinos lo hacen con Peron. Es casi una paradoja que lo peor y mas nefasto que haya tenido Chile, se haya llamado de primer nombre ‘Salvador’. Allende con sus fantasías socialistas y comunistas estaba ingresando al país grandes cantidades de armamento checoslovaco. Con ese armamento el MIR quería desarrollar la estrategia de un ‘poder dual’ paralelo al gobierno, con milicias armadas y entrenadas por hasta dos mil asesores, sobre todo CUBANOS(!!), NORCOREANOS y checos. El objetivo era meter de prepo la transición al socialismo mediante ocupaciones ilegales de campos y apropiaciones de empresas, así como de asesinatos selectivos de empresarios y opositores políticos (lo mismo que hasta hace poco hacían los muy humanitarios Rousseff y Pepe Mujica!). Saludos, Madre y Esposa.

  3. roberto dijo:

    El “golpe de estado” como Ud. intitula, no fue tal. Ante las reiteradas faltas graves de Allende contra la CN, y el papel firmado ante la Democracia Cristiana en el Congreso quien le dio sus votos para llegar a la presidencia. Allende, por faltas graves a la republica y sus leyes, asi como al derecho de propiedad por la serie de expropiaciones, y su desembozada actitud de lograr el comunismo, fué emplazado, constitucionalmente por la Corte Suprema (no hay juicio politico alli) a desandar el camino. Allende contesto que el “pacto” no tenia ni siquiera el valor del papel en el cual fue escrito, y que fue una manera de llegar al poder y cumplir con su sueño comunista en America. La Corte Suprema ante tal contestacion, ordeno a las fuerzas armadas deponer al traidor a la patria. Lo que siuio es conocido, Pinochet se encaramo al poder, y para bien o mal, goberno, y por lo menos hoy Chile esta primero en sudamerica en cuanto a libertades civiles politicas, y economicas.

    • Sergio dijo:

      Eso sí, que Argentina no les da la espalda a los amigos de Pinochet ni loco.

      En 1982 fue notorio el incidente de Punta Arenas y las alertas tempranas chilenas al Reino Unido sobre los despegues de la aviación Argentina.
      Muchos años después se reveló que la DINA durante el conflicto con el Beagle planeaba arrojar toxinas mortales en las piletones de la costanera de OSN en la ciudad de Buenos Aires.

      Pinochet dio marcha atrás con todo lo hecho por Allende, menos con CODELCO. Chile hoy vive de esta minera, pese que desde el surgimiento de la democracia se ha ido desdibujando el rol del Estado.
      En sus inicios el dictador implantó las “ideas” económicas de la escuela de Chicago hasta su fracaso en los comienzos de los ’80 cuando cambio el rumbo económico, Von Hayek, uno de sus ideólogos había reconocido sin tapujos:

      “Mi preferencia personal se inclina a una dictadura liberal y no a un Gobierno democrático donde todo liberalismo esté ausente”.
      (Justificación de la dictadura de Pinochet en una entrevista al neoliberal Von Hayek en 1981 del diario chileno El Mercurio).

      Por eso cuando el grande Paúl Samuelson anduvo por estos Lares en los ’80 dejó helados a muchos gurues cuando al hablar sobre nuestro José Alfredo y el “Modelo Chileno” reconoció que eso eran “fascismos de mercado” (sic).

      Hayek, que firmaba los prólogos de los librejos de Alzogaray, era el mismo que en 1982 había publicado una solicitada en los medios británicos pidiendo a Tacher arrojar bombas nucleares sobre Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Bahía Blanca para evitar que un conflicto bélico ocasionara graves daños a las vacías arcas británicas.

      Humanitarios los muchachos.

    • Sergio dijo:

      Eso sí, que Argentina no les da la espalda a los amigos de Pinochet ni loco.

      En 1982 fue notorio el incidente del Sea King en Punta Arenas y las alertas tempranas chilenas al Reino Unido sobre los despegues de la aviación Argentina.
      Muchos años después se reveló que la DINA durante el conflicto con el Beagle planeaba arrojar toxinas mortales en las piletones de la costanera de OSN en la ciudad de Buenos Aires.

      Pinochet dio marcha atrás con todo lo hecho por Allende, menos con CODELCO. Chile hoy vive de esta minera, pese que desde el surgimiento de la democracia se ha ido desdibujando el rol del Estado.
      En sus inicios el dictador implantó las “ideas” económicas de la escuela de Chicago hasta su fracaso en los comienzos de los ’80 cuando cambio el rumbo económico, Von Hayek, uno de sus ideólogos había reconocido sin tapujos:
      “Mi preferencia personal se inclina a una dictadura liberal y no a un Gobierno democrático donde todo liberalismo esté ausente”.
      (Justificación de la dictadura de Pinochet en una entrevista al neoliberal Von Hayek en 1981 del diario chileno El Mercurio).

      Por eso cuando el grande Paúl Samuelson anduvo por estos Lares en los ’80 dejó helados a muchos gurues cuando al hablar sobre nuestro José Alfredo y el “Modelo Chileno” reconoció que eso eran “fascismos de mercado” (sic).

      Hayek, que firmaba los prólogos de los librejos de Alzogaray, era el mismo que en 1982 había publicado una solicitada en los medios británicos pidiendo a Tacher arrojar bombas nucleares sobre Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Bahía Blanca para evitar que un conflicto bélico ocasionara graves daños a las vacías arcas británicas.

      Humanitarios los muchachos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>